• Juan Andrés Aguado

Sostenibilidad: solución a la actual crisis socioambiental

Desde mediados del siglo XX, nuestro modelo económico ha venido generando impactos negativos sobre el planeta. Hoy nos encontramos en un punto crítico, en el cual necesitamos implementar cambios estructurales para preservar la vida de todas las especies, y la palabra clave para guiar estos cambios es la sostenibilidad.

#ComunidadVitia es una sección que abrimos en nuestro blog para que nuestros usuarios cuenten sus experiencias y opiniones sobre el reciclaje, la economía circular y la sostenibilidad en general. Sus puntos de vista no necesariamente representan los de nuestra marca.


Tiempo estimado de lectura: 3 minutos


Cuando hablamos de la destrucción de nuestros ecosistemas, solemos pensar que se trata de un asunto aislado, como si la deforestación de un bosque solo afectara a las especies que viven en él. No tenemos una real dimensión ni entendemos que se trata de un problema sistemático, en el cual, si una de las partes se deteriora, todo el sistema se ve afectado.


Por ejemplo, el hecho de que una porción de selva en el Amazonas se queme como efecto de la ganadería extensiva no solo genera un impacto sobre la calidad del aire que circula por todo el planeta, sino que repercute directamente en las comunidades cercanas a este ecosistema, las cuales ya no podrán proveerse del agua y los alimentos y se verán obligadas a buscar otras alternativas de subsistencia.


El problema es aún más grave si consideramos que estos hechos no son exclusivos de ciertos hábitats. La deforestación, extracción de minerales y el deterioro de la calidad del aire son asuntos que están ocurriendo en todo el planeta, volviendo la crisis socioambiental sea progresiva y vaya acelerando cada vez más.


También te puede interesar: Todos a circular


En Julio de 2020, la Comisión Internacional de Estratigrafía aseguró que estábamos entrando en la séptima extinción masiva de especies, nombrada como la “Era del Antropoceno”, pues el comportamiento geológico del planeta está cambiando debido al impacto de nuestra actividad sobre el planeta.


Este término fue acuñado por el Nobel de Física, Paul Crutzen, y se estableció como un periodo iniciado después de la Segunda Guerra Mundial, acontecimiento que dio inicio a una nueva disputa ideológica y que, además, inauguró una nueva etapa del desarrollo económico global, conocida como La Gran Aceleración.


A partir de estos eventos, la especie humana ha instrumentalizado los recursos naturales como mercancía, impulsando una dinámica permanente de extracción, producción, comercialización, consumo y desecho de productos para sostener el estilo de vida acelerado que inició hace 75 años.


Ante este panorama, la Organización de Naciones Unidas -ONU- desarrolló un documento en 1987, conocido como el Informe Brundtland, en el cual planteaba la existencia de una crisis en tres dimensiones -económica, social y ambiental- y veía en el concepto de sostenibilidad la clave para resolver estos retos.


La sostenibilidad podría definirse como un sistema que busca el desarrollo humano equitativo en el contexto de una sociedad que proteja los ecosistemas y utilice de forma racionada los recursos naturales para asegurar el bienestar de todas las especies.


Hoy en día, este modelo se promueve a partir de la Agenda 2030 propuesta por la ONU, la cual contempla 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible -ODS-. El cumplimiento de estas metas podría ayudarnos a frenar los devastadores efectos del cambio climático, pero demanda a su vez el compromiso de los diferentes actores de la sociedad.


Invito a todos los miembros de la comunidad Vitia a hacer la diferencia con nuestras acciones, asumiendo estilos de vida cada vez más sostenibles y extendiendo estos hábitos a nuestros círculos sociales, así logramos el cambio que tanto queremos ver.

191 vistas0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo